martes, agosto 21, 2018

Estamos a la vuelta de la esquina de las elecciones. Y, para ser sincero, no me gustaría dejar pasar esta oportunidad para presentar, ante todo aquel que lo quiera leer, una visión lo más descriptiva posible de la región que me vio nacer y crecer: Castilla y León. Por tanto, los próximos posts van a girar en torno a los temas de carácter económico que creo relevantes para dibujar una panorámica de la realidad castellano-leonesa, de la forma más objetiva posible. Adicionalmente, para que cualquiera pueda volver a estos posts (o leerlos de una sola vez), he añadido una subpágina accesible desde el menú principal. Espero, de corazón, que sea de utilidad a la hora de depositar vuestro voto en las urnas el próximo 24 de Mayo.

Para que este pequeño análisis tenga un carácter lo más descriptivo posible, creo que es positivo organizarlo en apartados, de tal forma que, conforme el lector avance por ellos, se pueda ir cerrando el círculo. Empecemos:

POBLACIÓN: ¿Pierde Castilla y León habitantes?

Lo cierto es que es una sombra que planea sobre la región desde hace muchos años. Veamos la gráfica:

Fuente: INE

Fuente: INE

La primera lectura que se saca de ella, a grosso modo, es que la población en Castilla y León permanece estancada, en los niveles que tenía en 2006; se ve una cierta mejoría en los últimos años de bonanza económica (+54.000 personas), que se diluye durante la crisis, provocando un claro cambio de tendencia. Por lo tanto, primer mito confirmado: Castilla y León pierde población. En un horizonte a 10 años, la tendencia es claramente decreciente.
Adicionalmente, un análisis un poco más profundo de las cifras demográficas sí que saca a la luz una situación estructural, preocupante para cualquiera que quiera ver la Comunidad como un lugar próspero: La población castellano-leonesa envejece a pasos agigantados. Para que el lector lo entienda de forma gráfica, se ve claramente cómo el área que queda de color rojo y azul oscuro va menguando, migrándose principalmente hacia los colores morado y azul claro. Por poner cifras: En 2006, el 30% de la población de CyL tenía menos de 30 años; solamente 8 años después, este porcentaje se ha reducido 4 p.p., hasta el 26%. (-90.000 jóvenes).

Fantástico. Ya tenemos 2 mensajes claros: La población de Castilla y León está estancada, aunque con grave riesgo de decrecimiento estructural, y envejece a buen ritmo. Quizás, hasta ahora no haya descubierto la pólvora. Sin embargo, este análisis plantea una duda muy clara: ¿el decrecimiento de la población en los últimos años es fruto del envejecimiento o de un proceso de migración hacia otros lugares? Y, otra cuestión no menos relevante: ¿Están perdiendo todas las provincias población por igual? Hagamos zoom, para tratar de respoder a estas preguntas, en el período comprendido entre 2007 y 2013 (los datos que ofrece INE de nacimientos y defunciones solamente llegan hasta 2013):

Fuente: INE

Fuente: INE

En la anterior gráfica se extraen los distintos componentes de las dinámicas poblacionales: El crecimiento vegetativo (nacimientos menos defunciones), y el saldo migratorio, que será resultado de la diferencia entre la variación de la población y el crecimiento vegetativo. Pues bien, se observa claramente cómo en la Comunidad también estalla la crisis en términos poblacionales, produciéndose en primer lugar una deceleración en el saldo migratorio (columna verde), que acabó cayendo en 2013 por valor de -9.500 habitantes. O, lo que es lo mismo: En 2013, por primera vez, Castilla y León perdió población por motivo migratorio. Esto, como trataré de explicar, tiene mucho que ver con la estructura del mercado de trabajo en la región (donde domina el funcionariado público)y la naturaleza anticíclica de la economía. Como he dicho, lo veremos en próximos posts.

En relación a la segunda pregunta, en efecto, tenemos la descomposición por capitales de provincia para conocer cuáles han sido las que más población han perdido. Para este análisis, tomaremos como referencia el período temporal 2009-2014, por ser los años de decrecimiento poblacional:

Fuente: INE

Fuente: INE

León, Burgos y Salamanca (que, conjuntamente, suponen el 53% de la población castellano-leonesa, siendo las 3 provincias más pobladas después de Valladolid) han sido los principales donantes de población, -36.287 personas en 5 años (un 53% s/ el total). Por tanto, no se puede concluir que las capitales de provincia más pequeñas sean las más desfavorecidas en términos demográficos, aunque sí que es cierto que el proceso de despoblación que está sufriendo Castilla y León actúa por capas. Por poner un ejemplo, Valladolid, capital de la Comunidad, no ha perdido población hasta el año 2012, sin embargo, el ritmo de destrucción presenta una tendencia claramente creciente, con un claro efecto multiplicador.

Fuente: INE

Fuente: INE

Hasta aquí la reflexión de hoy. Espero que estas cifras abran el espíritu curioso del lector. ¿Por qué ocurre esto? Como siempre, hay motivos económicos detrás de estas dinámicas. Trataremos de explicarlos en los próximos posts. Hasta pronto!

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar