lunes, octubre 22, 2018

Esta semana hablamos de una de las mayores economías de América Latina en términos de PIB: Chile. Se trata sin duda de un verdadero islote de políticas liberales situado en medio de un mar de economías intervencionistas e inestables.

Para comprender bien la economía chilena en democracia, (aproximadamente 1990), es importante partir de la etapa de Pinochet. Cuando llegó al poder (11 de Septiembre de 1973), el país arrastraba una crisis muy severa. Los resultados, los habituales: déficit abultados durante varios años e hiperinflación (llegó a crecer un 340% YoY).

Es el dictador quien sienta al mismísimo Milton Friedman en su mesa y le pide una solución para la situación económica del país. El economista, padre de la teoría monetarista, le plantea dos posibles caminos: el enfermo puede continuar con la tendencia que seguía, con leves ajustes; o, por el contrario, puede aplicar una política de shock que despierte a la economía. El dictador escogió la segunda vía, y entre otras medidas, redujo el gasto público un 20%, despidió al 30% de los empleados públicos, privatizó (e incluso liquidó) empresas estatales, abrió la economía chilena a los mercados internacionales, y modernizó el sistema bancario, apalancándose en el libre mercado para que, en efecto, el sector ejerciera de driver de crecimiento y herramienta de circulación económica.

De esta forma, la economía sufrió durante un breve período de tiempo para después recuperarse y vivir uno de los períodos más prósperos del país (económicamente hablando) Hasta 1982, la liberalización permitió situar a Chile en una de las primeras posiciones de latinoamérica. En ese año, el país importa una crisis de Asia y de shocks en los precios de algunas materias primas, por lo que, tras un breve período de políticas de corte keynesiano, el país vuelve a virar hacia el liberalismo con el consiguiente crecimiento.

De esta forma llevamos a 1990, año en el que Pinochet cede el testigo a Patricio Aylwinm, que añade el elemento democrático a un país en claro auge económico. ¿Qué ha ocurrido desde ahí?

Fuente: Banco Mundial

Fuente: Banco Mundial

La renta per cápita del país chileno se ha incrementado un 1.100% desde 1990. La democracia ha traído al país apertura a tratados de libre comercio internacional, el establecimiento de elementos clave del Estado de Bienestar importados de Europa (el sistema de pensiones, por ejemplo), y un giro social en las políticas económicas, con el consecuente aumento del gasto público.

Fuente: Banco Mundial

Fuente: Banco Mundial

De esta forma, tras años de democracia inundada de políticas sociales, el ritmo de crecimiento es decreciente, reflejando, por un lado una mayor madurez de su economía, y, por otro, una creciente intervención del Estado en su actividad económica

Fuente: Banco Mundial

Fuente: Banco Mundial

Tal y como se observan en las gráficas anteriores, desde que el régimen democrático se instauró en el país, las políticas de corte keynesiano se han ido apoderando paulatinamente del panorama chileno. Los shocks de 1999 y 2009 se solucionaron a través de mayor gasto público. Como en tantos otros países, este impulso público ha favorecido a la población mientras ha estado en vías de desarrollo. Desde 2003 hasta 2013 el crecimiento se ha trasladado a una población que ha acogido con los brazos abiertos el fenómeno globalizador. El PIB per cápita se ha multiplicado por 2,2; y la senda de crecimiento económico permaneció estable, en niveles superiores al 4%.

Sin embargo, la crisis subprime de 2008 está encendiendo las alarmas populistas en el país chileno, disparando un gasto que en esta ocasión está cercenando la actividad económica y su transmisión a la economía real. Además, se están llevando a cabo políticas intervencionistas que lastran la evolución del país. A saber:

• Incremento de impuestos a las empresas
• Por decreto, desde 1990 se incrementa el salario mínimo anualmente. Desde 2008, el salario mínimo ha subido un 60%.
• Mayor peso a las estructuras sindicales en las empresas

Afortunadamente, tras años de liberalización económica, Chile cuenta con elementos estructurales que van a ser complicados de atajar de la economía. Con un gasto en torno al 20% del PIB, aún es capaz de mantener su deuda pública a raya y el país cuenta con un grado de apertura muy elevado que lo protege de shocks externos.

No en vano es la séptima economía a nivel mundial en términos de libertad económica, aunque con tendencia decreciente. Debe avanzar en la facilidad para crear empresas, pues ocupa el puesto 57 en el índice Doing Business (España es el 32) y revertir una tendencia sin duda importada de Europa.

El racional que subyace es muy sencillo: ha sido la economía más próspera de latinoamérica en los últimos 26 años gracias a la liberalización económica. Emular a países con modelos económicos obsoleto revertirá la tendencia.

Fuente: Banco Mundial

Fuente: Banco Mundial

La gráfica anterior lo demuestra. En términos comparativos, Chile ha crecido un 52% más que la segunda economía que más ha crecido en latinoamérica desde 1990 (Uruguay). La distancia con respecto a los regímenes intervencionistas es considerable. La prosperidad, también. Chile ocupa el puesto número 42 en términos del índice de Desarrollo Humano, que mide variables como una vida larga y saludable, grado de alfabetización y nivel de vida digno. Para que lo pongamos en perspectiva, España ocupa el puesto número 26, mientras que países como Venezuela o Bolivia el 71 y el 119, respectivamente.

Elegir bien los comparables es clave a la hora de adoptar las políticas adecuadas para la ciudadanía en el medio y largo plazo. Acercarse a los populismos y dejarse llevar por el encanto de las urnas suele acabar en crisis económica, pobreza y subdesarrollo. Afortunadamente, aún les queda tiempo a nuestros socios chilenos. Pero deben reaccionar.

Tags: , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar