lunes, septiembre 16, 2019

 

Madrid no puede caer en manos de liberticidas y colectivistas. Los que venimos de fuera a una región en la que impera la igualdad de oportunidades y la libertad individual somos conscientes de lo necesario que es mantener estos ejes para seguir siendo la región más rica y próspera de España.

Si algo ha demostrado el pluralismo político en España es la capacidad para romper equilibrios de poder que perduraban desde hace ya demasiado tiempo. Pasó primero en Andalucía y ahora hay regiones que están en entredicho. Madrid, desafortunadamente, es una de ellas. Pero debe salvarse.

Por supuesto que la capital de España es un caramelo altamente apetecible para los colectivistas. Por enumerar sólo algunos datos:

  • Región con mayor PIB per cápita de España. Además, es la que más crece.
  • Una de las regiones con menor tasa de paro, y la menor en términos de tasa de paro juvenil, con un 25% frente al 35% de la media nacional.
  • 1 de cada 3 personas que salen de su comunidad autónoma por motivos laborales lo hace con destino Madrid. En términos netos (personas que entran frente a los que salen) triplica a la segunda región que más crece (Cataluña), según la Agencia Tributaria.
  • Madrid es la Comunidad Autónoma con mayor esperanza de vida de toda España. 83,82 años, frente a regiones con, supuestamente, mejor calidad de vida como Andalucía (81,83), Galicia (83,07), Extremadura (82,24), y un largo etcétera.

Podría hacer una lista notablemente extensa, pero prefiero parar aquí. Creo que estos datos son suficientes para desmontar ampliamente muchos de los mantras intervencionistas con los que han pretendido conquistar el bastión de libertad en España.

Sí, amigos, la región en la que se ha permitido la gestión privada de la sanidad, la región que permite la libertad educativa, la región que más facilita la creación de empresas y menos trabas burocráticas pone, la región con menor presión fiscal… es líder a nivel nacional. Cada vez que hablo de Madrid en círculos intervencionistas me salen con la misma cantinela: “Es la capital”. Y no. No es un efecto llamada puramente formalista.

Es una colección de políticas correctamente encauzadas durante años por las personas adecuadas. Si la enorme mentira de la izquierda sobre la competencia fiscal fuera cierta, no habría regiones tan atrasadas como Andalucía o Extremadura porque, sencillamente, hubieran copiado los modelos fiscales y de gestión de Madrid.

Tampoco es cuestión de color político. Los mismos que han gobernado tradicionalmente en la Comunidad de Madrid lo han hecho en regiones como Castilla y León, con resultados notablemente dispares. Pero de eso hablaremos en otro artículo.

Es cuestión de personas y de ideología. Frente al intervencionismo salvaje que prefiere a la gente engordando las listas del paro que atendiendo a un cliente el domingo a las ocho de la tarde, libertad. Libertad para el ciudadano, libertad para el empresario. E igualdad de oportunidades.

Es precisamente el alto atractivo de la comunidad lo que agranda el peligro. ¿Saben lo que ocurre cuando en una región tan dinámica como Madrid comienza a gobernar la izquierda? Si no lo saben, deberían mirar a su alrededor. Por ser ejecutivo, con un ejemplo que seguro conocerá: El precio de los inmuebles (alquiler y venta) en Madrid capital se está disparando, los impuestos asociados a dichos inmuebles también… y la libertad para cubrir la demanda latente se rompe (licencias, trabas burocráticas, etc.). ¿Quiénes sufren? Los jóvenes y los más desfavorecidos. Justo los que dicen proteger. Las causas y efectos de la brecha intergeneracional ya lo hemos comentado en este blog, y los efectos de las políticas intervencionistas sobre el mercado de la vivienda también.

Vean la diferencia en el precio de la vivienda entre mercados liberalizados, en los que se construye lo que demanda el cliente, y mercados intervenidos en los que alguien decide qué, cuánto y a qué precio vender.

Ahora, llévense esto a los aspectos más importantes de su vida. Precisamente esos por los que, en esencia, usted cede parcelas de su libertad a la función pública: sanidad, educación, seguridad, etc.

Tras cuatro años de gobierno de Manuela Carmena, Madrid es un polvorín a punto de estallar. Cuatro años más y la excusa eterna de “somos la capital” se va a convertir en un ritmo lento pero decadente que nos incumbe a todos.

La Comunidad, afortunadamente, todavía no ha caído. Pero puede hacerlo. Y, cuando lo haga, no va a ocurrir nada distinto a la capital. Para empezar, el impuesto a pagar por los “ricos” a los que se les ocurre dejar herencia a sus seres queridos ya van a delegar regalos envenenados.

En un panorama ciertamente inquietante y cada vez más liberticida como el que tenemos en España, los partidos de centro-derecha han hecho sus mejores esfuerzos en Madrid. Lo han logrado. O, mejor dicho, pueden hacerlo. Es momento de garantizar libertades y luchar por extender un modelo de éxito. ¿Alguna vez ha escuchado usted a algún líder político regional madrileño quejarse por la financiación autonómica? Nunca. Y, déjenme que les diga, Madrid es de los que “aporta” a la hucha. Los que reciben son los que se quejan. Curiosamente, los mismos que reniegan de lo que sí hace Madrid.

No podemos permitir un paso atrás en la comunidad más importante. Está en juego el país entero. Si por el camino hay que dejar caer a regiones en favor de una foto final global en la que todos puedan “vender” éxito a sus electores, hágase. Las comunidades que están en la mesa de negociación forman parte de la socialdemocracia más decadente y hay que reconquistarlas igualmente.

Pero eso será el siguiente paso. Por el momento, España cuenta con fuerzas políticas notablemente liberales que deben demostrar inteligencia estratégica y visión de estado. El éxito de la libertad hará el resto.

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Facebook
LinkedIn