miércoles, julio 18, 2018

Tras repasar brevemente las líneas maestras que debería contener el programa económico a votar para mí, en términos de mercado de trabajo, finanzas públicas y administraciones públicas (click aquí y aquí para leer los post en los que trato estos temas), es hora de ahondar en temas no menos relevantes. Al ser este blog de carácter divulgativo, no pretendo ni mucho menos tocar todos los asuntos que podría contener un programa económico, si no solamente los más importantes (a mi juicio) y/o los que mayor impacto tienen sobre la precaria situación de nuestra economía.

En este penúltimo post, trataremos tres temas muy relevantes que no siempre adquieren la visibilidad necesaria de cara al ciudadano: política europea, educación y crecimiento sostenible.

Política europea. Abrimos un melón muy extenso; de hecho, ya hemos hablado en este blog del asunto que más tinta hace correr por los periódicos y redacciones de toda Europa: el QE (click aquí y aquí para leer la eficacia de la política monetaria y mis impresiones ante el anuncio de la misma, respectivamente). No voy a negar que la Unión Monetaria nació ya con importantes déficits que cubrir si queremos competir con grandes zonas económicas como Estados Unidos. Sin embargo, eso no significa ni que la Unión Europea sea negativa para nuestra nación, ni que los esfuerzos por continuar construyéndola tengan que cesar.

Todo lo contrario. Europa debe continuar su camino, con determinación y paso firme, con el objetivo de proteger y asegurar el estado de bienestar a las generaciones futuras. Y, en este caso, la decisión es clara: no hay alternativa. O lo hacemos nosotros, o continuaremos asistiendo, impasibles, a la decadencia del viejo continente, a escasez de fondos para mantener los sistemas de salud, de pensiones, de seguridad, etc. públicos y, en último término, a la colonización de nuestra sociedad por otra económicamente más potente. Ha sido así durante toda la historia económica y ahora nadie va a esperar a que nos demos cuenta de los tremendos errores que estamos cometiendo.

Una reforma de los estatutos constitucionales de la UE, en la cual los Estados se comprometan a avanzar hacia una armonización fiscal, con impuestos a la baja, y una institución de control y ejecución presupuestaria que obligue a los Estados Miembros a cumplir a rajatabla los objetivos de déficit; unas instituciones ágiles, transparentes, en las que los europeos nos sintamos representados gracias a gobernantes ejemplares; un mecanismo claro y de obligado cumplimiento para permitir la salida de determinados países de la UE ante determinadas circunstancias; una apuesta decidida por mercados europeos dominados por el sector privado y la libre competencia, en los cuales la apuesta por la tecnología y la innovación sean premiadas (el mercado digital actual, a mi juicio, es una verdadera pantomima que, además, nunca acaba de ejecutarse); y un mercado financiero único (un paso más allá de la unión bancaria), que forme el campo de cultivo para que se desarrollen operaciones de M&A entre los bancos solventes; o dar un giro radical a las políticas monetarias del BCE son solamente algunos de los ejemplos que hay que afrontar en los próximos años si queremos cambiar el rumbo decadente que actualmente llevamos.

Educación. Vaya por delante que este es, probablemente, el tema del que menor conocimiento tengo de todos los tratados en estos 3 post. Sin embargo, sí que tengo claro que el sistema actual no acaba de funcionar por tres razones fundamentales: ciclo político, obsolescencia, y ausencia de incentivos.

En lo que se refiere a la primera razón (ciclo político), creo que hay un segmento importante de la población que coincide conmigo en que es imposible que un sistema educativo funcione si cada vez que el Palacio de la Moncloa cambia de inquilino se modifica sustancialmente. Un pacto de Estado, parecido al acaecido en Toledo durante la construcción de la democracia podría ser una buen opción. Cualquier herramienta jurídica que garantice un sistema capaz de perdurar, al menos, una generación. Muchas veces el éxito de una estrategia no está en acertar técnicamente con los drivers de crecimiento como en la correcta ejecución. Para que nos entendamos, en un tema tan trascendente hay varios caminos para el éxito.

En cuanto a la obsolescencia, creo que los responsables de elaborar el deseado plan de estudios han de repasar las necesidades de los jóvenes que van a cursarlo. La sociedad ha evolucionado, y con ella los valores y las necesidades de las empresas. Una base financiera e informática supondría una verdadera ventaja competitiva para las generaciones futuras de España. En una sociedad desarrollada hay conceptos básicos que todos deberíamos saber, al igual que sabemos leer o escribir: binomio rentabilidad-riesgo; oferta, demanda y determinación de precio y valor; programación HTML; así como métodos creativos que se alejen del clásico estudiar para el examen son solamente (de nuevo) algunos ejemplos a abordar.

Y, por último, cuando hablo de ausencia de incentivos me refiero a todos los agentes inmiscuidos en el proceso educativo: alumnos y profesores. Pocos alumnos consideran la educación como la herramienta clave para acceder al mercado laboral y, por tanto, mejorar su nivel de vida futuro. Para la inmensa mayoría es un fin en sí mismo, por lo que se pierden en un mar de dudas cuando finalizan sus estudios, tras años de ingrato esfuerzo. Es importante reforzar la colaboración público-privada en la educación y el carácter práctico de la misma. Por parte de los profesores, ya hemos comentado algo en la reforma del sector público, pero deberían dejar de ser un mal necesario para la sociedad y pasar a ser verdaderos referentes y portadores de marca España. Para ello nada mejor que revisar el sistema de incentivos, reciclar su formación como docentes e incluso establecer ciertos criterios bajo los cuales dejarían de formar parte del sistema público.

Y hasta aquí el penúltimo post de esta pequeña colección. La próxima semana hablaremos de un tema de lo más importante: crecimiento sostenible. ¿Alguien lo ha visto en algún programa hasta ahora? Yo tampoco, y con lo que tengo preparado espero remover alguna conciencia.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar