martes, octubre 23, 2018

 

El asalto al ahorrador como parte del acuerdo entre PSOE y Podemos parece casi garantizado. Tras las sicav (lean lo que ya comentamos en su día), llega el turno de las socimi. Los intervencionistas afirman que no pagan impuestos y que son corresponsables de desequilibrios económicos como el alza de los precios del alquiler. Nada más lejos de la realidad.

El sistema financiero es el corazón de la economía. Gracias a la interacción entre prestatarios y prestamistas, los proyectos de inversión rentables consiguen recursos, y con ellos se impulsa el empleo y la prosperidad. El principio económico básico y universalmente aceptado es sencillo: el ahorro se canaliza, a través del sistema financiero, hacia proyectos con capacidad de crecimiento y repago futuro. O, lo que es lo mismo, para que haya inversión tiene que haber ahorro.

Lo que estamos viviendo en las últimas semanas es un intento de asalto al ahorrador. Un posicionamiento que ha mostrado sobradamente su fracaso. No sólo no se incentiva el ahorro, sino que se penaliza. Los políticos creen que usted tiene demasiado dinero ahorrado y ellos recaudan muy poco. Por eso ahogan la generación de rentabilidad por parte de sus ahorros y pretenden que pasen a engrosar el enorme poder público que ya ostentan.

Las Sociedades Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario -socimi -están orientadas al mercado del alquiler inmobiliario. Una inmobiliaria destinada principalmente al alquiler. Por ley, como mínimo el 80% de su activo tiene que estar depositado en inmuebles con esta finalidad.

Tienen que estar cotizando en mercados regulados. Actualmente hay 59 socimis cotizando en el MAB -Mercado Alternativo Bursátil -y 4 cotizando en el mercado continuo.

Gracias a este ejercicio de transparencia podemos desmontar uno de los mitos con los que Podemos pretende engañarle. En 2017 el valor de mercado de los activos en manos de las socimi que cotizaban en el MAB fue de 12.221 millones de euros. De ellos, menos del 20% eran inversiones en vivienda u oficinas. Y, de ellas, un 50% estaban localizadas en Madrid. O, lo que es lo mismo, la inversión en vivienda en Madrid por parte de las socimi es de 1.200 millones de euros. Teniendo en cuenta el precio medio del metro cuadrado en Madrid y la superficie media de las viviendas en la capital, estamos hablando de unas 3.500 viviendas en propiedad de las socimi. Esto sobre las 622.000 viviendas en alquiler que hay en la capital es un 0,56%.

Es fácil deducir, con los datos en la mano, la capacidad que tienen estos vehículos financieros para manipular los precios. Correcto, nula. Lo que sí que va a ocurrir si las gravan o las prohíben es que la oferta de viviendas en alquiler se reducirá aún más. Y, con ella, seguirán subiendo los precios.

Tampoco es cierto que las socimis no tributen. Por ley, tienen que repartir dividendo sobre el 80% de los beneficios obtenidos por rentas de alquiler, el 50% de las ganancias por ventas de activos y el 100% de lo obtenidos de otras Socimi o Reit. Dichos dividendos son gravados al 25% en impuesto de sociedades si el receptor es otra empresa. En el caso de personas físicas aplica el gravamen del 19-23%, como los fondos de inversión, depósitos, etc. Adicionalmente, si un inversor no tiene el 5% de la SOCIMI o el dividendo no tributa a un mínimo del 10%, a la propia entidad se la carga el 19% por impuesto de sociedades.

Todo lo anterior sin tener en cuenta los impuestos indirectos. Los inmuebles y empresas en los que invierte tributan por impuestos municipales, autonómicos y locales que pagan religiosamente las socimi.

Imponer un impuesto sociedades a mayores de lo anterior es una doble tributación de manual.

El intento de saqueo a lo productos de inversión es evidente. Ya han logrado que la rentabilidad de los depósitos financieros, renta fija y demás productos sin riesgo sea nula e incluso negativa. Ahora, pretenden echar del país los pocos productos financieros que aún son atractivos para el inversor. Incluso, para el inversor familiar.

Si usted está de acuerdo con los dirigentes de Podemos en que las sicav y las socimi son un chollo para el inversor, le invito a que vaya a su entidad bancaria habitual e invierta en ellas. Verá que están sujetas a fluctuaciones de mercado, a impuestos y a todo tipo de trabas. Como cualquier producto que tenga que ver con generar rentabilidad para sus ahorros.

En Francia, el borrador de Ley de Presupuestos para 2018 prevé una importante propone reducir el tipo sobre dividendos al 12,8%. Estados Unidos y Reino Unido también están disminuyendo los tipos de tributación a este tipo de sociedades y al ahorro. En España, el debate está en si gravarlos hasta echarlos del país o directamente prohibirlos.

Este es el cambio que tanto propugnan los intervencionistas de Podemos. Está por ver el precio que pagaremos por mantener al PSOE en el poder.

 

 

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar