miércoles, julio 18, 2018

Bienvenidos de nuevo a mi web! Nos hemos dado un descanso en verano, pero todo ha de volver a su cauce y un poquito de rutina siempre es positivo, así que iremos aterrizando poco a poco hasta meternos en harina. La verdad es que es un placer ver lectores entrando prácticamente a diario a leer post atrasados, vuestro apoyo da aliento para continuar trabajando intensamente!

Todos tenemos en la cabeza el prototipo de ciudadano americano como un consumidor prácticamente impulsivo, que cambia los artículos que necesitan reparación, e incluso acude al crédito por norma. Estados Unidos es la cuna del capitalismo y su máximo exponente en términos de libre mercado, competencia y regulación laxa. Sin embargo, ¿las cifras sostienen este tipo de afirmaciones? Me he tomado la molestia de acudir al centro de estadísticas americano y extraer algunas conclusiones, para tratar de dar luz sobre el tema.

Partiremos por el punto de partida de toda dinámica de consumo: el nivel de renta. Para el caso que nos atañe, he comparado la renta bruta y neta por hogar de Estados Unidos para 2014 con las de nuestro país:

Renta

[Nota: El tipo de cambio usado ha sido el promedio para el año 2014: 1,37€/$]

Del cuadro anterior se pueden extraer 2 conclusiones claras:

1) Un hogar estadounidense dispone de un 37% de renta más que un hogar español, después de impuestos. Ojo, esto no significa que el poder adquisitivo sea un 37% mayor, puesto que para hacer esta afirmación tendríamos que tener en cuenta el nivel de precios, algo que no hemos contemplado por el momento. Si alguien tiene mucho interés en esta comparación, lo más cercano sería comparar el PIB per cápita en Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), algo que solamente nos permite hacer la OCDE, y con datos de 2013. En ese año, la renta por individuo española era un 60% inferior a la del americano.

2) El hogar estadounidense destina un 12% de su renta anual al pago de impuestos, tributos y demás obligaciones estatales. El hogar español, un 31%. La cuenta es muy sencilla: casi 3 veces más

Por tanto, en términos relativos, el hogar español obtiene menos ingresos, tiene mucho menos poder adquisitivo, y tiene que pagar muchos más impuestos. Estoy seguro de que en este punto hay gente que tiene en mente el estado de bienestar como principal argumento para explicar las diferencias existentes. Unas líneas más adelante veremos si las cifras apoyan esta teoría y las diferencias entre las partidas destinadas a seguridad, educación, salud, etc. son significativamente menores en España.

Sin embargo, antes de entrar a ese detalle, creo que es relevante comparar las partidas de gasto agregado:

Gasto

En la tabla anterior se observa cómo el gasto medio por hogar en España es un 29% inferior al de Estados Unidos, lo cual podría llevar a dar por bueno otro de los mitos que circulan por ahí: los españoles ahorramos más. Sin embargo, esta afirmación tampoco es cierta. Dado el carácter de encuesta de los datos publicados, surgen contradicciones incluso entre el mismo INE. Por ejemplo: ¿Qué razonamiento hay detrás del hecho de que el hogar medio español ingrese menos, en términos netos, de lo que gasta? Este pequeño detalle podría llevar a pensar que, solamente por gastos corrientes, las familias españolas tienen que endeudarse, algo ciertamente con poco sentido. Para los que no crean que el hogar americano ahorra más que el español, decir que la tasa de ahorro en nuestro país, para 2014, se situó en el 4,4% de la renta disponible, y en Estados Unidos, en el 5,5%.

Una vez que hemos desmontado algún que otro mito, vayamos un poquito más al detalle. ¿En qué gastan los hogares a ambos lados del Atlántico? Para evitar errores por el carácter de encuesta de los datos analizados, y para poder hacer homogénea la comparativa, usaremos porcentajes sobre el total de gasto.

Comparativa Share of wallet

Creo, sinceramente, que es un gráfico para dedicar unos minutos a observarlo y extraer conclusiones. Este post podría concluir de la siguiente forma: “La única diferencia entre el patrón de consumo de un hogar estadounidense y un hogar español es que el primero orienta más su ocio dentro del hogar y el segundo fuera.”

En la comparativa de gráficos se observa claramente cómo la única partida dedicada a los servicios que provee el estado de bienestar en la que gastan más los americanos es en la factura sanitaria. Y tampoco es una diferencia especialmente significativa (+3,4 p.p.). En educación, por poner un ejemplo que todos tenemos en mente, gastamos exactamente el mismo porcentaje anual, aunque, evidentemente, en términos absolutos, la cifra sea mayor para el líder económico mundial.

Me he propuesto un verdadero soft-landing en mi web, así que, de forma efectiva, este post será más corto. Ya me retiro. Solamente añadir que, evidentemente, los datos presentados, ademas de las dificultades a la hora de compararlos, tienen todos los cons que presenta cualquier media. Cabe esperar que la varianza en el hogar norteamericano sea ostensiblemente mayor. Es decir, que haya hogares que destinen mucho más dinero a las partidas sociales que hemos comentado y hogares que destinen claramente menos. En España, ese gasto está incluido en la partida de “impuestos”, por lo que la equidad será mayor.

Nos vemos pronto! Gracias por seguir ahí!

Tags: , , , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar