miércoles, diciembre 19, 2018

Llevamos meses hablando en este blog de la necesidad de llevar a cabo reformas estructurales en la economía española, aprovechando los vientos de cola (expansión monetaria y bajos precios del petróleo) y un entorno macroeconómico favorable como el que hemos tenido en los últimos años.

La era del dinero barato está llegando a su fin. Los más de 20.000 millones de dólares que ha pedido Argentina al Fondo Monetario Internacional solamente es la punta del iceberg. Y Trump no es el culpable. Es importante comenzar a diferenciar entre causas y consecuencias de una crisis que comienza a asomar la cabeza, bajo un patrón muy similar al ocurrido en 2008.
Que la FED haya subido los tipos de interés es una decisión de política monetaria racional y necesaria por partes iguales. Los desequilibrios comenzaban a convertirse en riesgos sistémicos. El problema está en la orientación de todo un sistema económico hacia un dólar débil y una oleada de dinero infinito. Cuando el sistema torna hacia la normalización, los capitales migran hacia los bonos más seguros del mundo, emitidos en una moneda que es, de facto, reserva mundial por ser la más usada en las transacciones a nivel internacional, según el Banco de Pagos Internacionales.

Eso es lo que ha ocurrido en Argentina, donde la población se ha empobrecido en unas semanas por el efecto devaluación de la moneda, y donde la enorme deuda emitida en dólares (casi un 70% de su deuda pública y corporativa) se hace prácticamente imposible de pagar.

Argentina es solamente un aviso. Debemos prepararnos para el invierno, pues Europa está dando claros síntomas de desaceleración económica. Alemania y Francia registran cifras de coyuntura decepcionantes, y los beneficios empresariales están lejos de los mostrados en Estados Unidos.

España, por el momento, parece ajena a este entorno. Contamos con unos meses muy importantes para retomar la agenda reformista que convierta nuestra economía en un modelo de sostenibilidad y orientación al largo plazo.

Desafortunadamente, nada de lo que está ocurriendo indica que vayamos en esa dirección.

• El comportamiento del mercado de trabajo en los últimos años es muy positivo, aunque seguimos manteniendo una tasa de paro alta, que asciende al 16,7% de la población activa, y con un problema grave en el segmento más joven. La tasa de paro juvenil ascendió al 36% en el primer trimestre de 2018.

El mercado inmobiliario se calienta, y con él la asunción de riesgos por parte de la banca. Los préstamos con loan-to-value (importe prestado frente al valor del bien adquirido) están creciendo. En abril de 2017, casi el 20% del saldo total concedido para hipotecas era considerado de alto riesgo (loan-to-value superior al 80%), según la Asociación Hipotecaria Española. En ese momento, la concesión de préstamos por mayor importe del precio de compra era residual. Sin embargo, esta práctica se está extendiendo y ya son varios los grandes bancos que la están llevando a cabo.

Tanto las compraventas de vivienda como la evolución de precios muestran crecimientos de doble dígito, especialmente en las grandes ciudades y en los principales destinos turísticos, y existen un riesgo evidente de volver a repetir los errores de la primera década de los 2000.

• El gasto público continúa su senda creciente, sin capacidad para evolucionar hacia un equilibrio presupuestado, capaz de arrojar un resultado superavitario en épocas de expansión como la actual. En los últimos diez años, el gasto público se ha incrementado en 55.519 millones de Euros, un 13%, mientras la población ha crecido solamente un 3%. Los presupuestos de 2018 no sólo ahondan en esta tendencia, sino que incluyen partidas consolidables muy relevantes en los presupuestos, que tendremos que pagar en los próximos años. Solamente la revalorización de las pensiones nos costará 1.500 millones de euros en 2018 y 1.800 en 2019, según el propio Ministerio.

En definitiva, corremos el riesgo de caer en la autocomplacencia y permanecer quietos mientras la fase alcista del ciclo está claramente agotada en Europa y en los países emergentes. Con el precio del petróleo al alza y el sistema financiero recrudeciendo las condiciones de crédito por los países emergentes -por el momento -el entorno macroeconómico va a empeorar con total seguridad.

Las políticas de Trump podrían actuar de cortafuegos ante la parada en seco de los emergentes. Sin embargo, con un endeudamiento público y corporativo en máximos históricos, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, solamente provocará un retraso de la recesión que está por llegar. Aún Tenemos tiempo de abordar las reformas que nos quedaron pendientes y virar la evolución del gasto público hacia la contención para tener herramientas con las que afrontar potenciales shocks económicos.

Si seguimos con una deuda pública del 100% del PIB y una política monetaria que ha gastado todo su arsenal sin lograr impulsar la inflación, la reforma del mercado laboral, la reforma del sistema de pensiones, la revisión de la financiación de las autonomías, o la reforma fiscal serán tendrán un impacto más severo sobre la población.

El tejado se arregla con el buen tiempo. El Ministro Escolano debe traer aires reformistas a un Gobierno que está pecando de inmovilismo.

Tags: , , , , , ,

Related Article

2 Comentarios

Angel Boyano 10 mayo, 2018 at 12:38 pm

Daniel, soy Angel Boyano, antiguo compañero de universidad, creo que tengo que matizar que los préstamos hipotecarios concedidos por la banca no pueden en ningún caso superar el 80% del valor de tasación, lo que estaban superando y así continúan es el 80% del precio de compra el inmueble, llegando en muchos casos a financiarse el 100% del precio de compra más los gastos (ITP, actos jurídicos y demás) estoy completamente de acuerdo contigo en que es una práctica que puede tener consecuencias muy graves. Un saludo y un abrazo

    Dani 10 mayo, 2018 at 3:19 pm

    Hola Ángel,

    Gracias por tu comentario. Tienes razón. Ya he modificado el texto. Sin duda, gracias a gente como tú el blog crece.

    Un placer saludarte por aquí, gracias de nuevo por la aportación.

    Saludos

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar