lunes, agosto 20, 2018

En ocasiones, siento una profunda frustración cuando intento explicar a la gente que España no conoce las políticas liberales. Hablamos de partidos liberales de forma errónea, y cualquier medida que no vaya destinada a gastar más y aumentar el tamaño de un Estado hipertrofiado la tildamos como liberal, sabiendo que en este país ese término tiene connotaciones claramente negativas. Por miedo, quizás, a lo conocido, no por conocimiento.

Simplificando al máximo las implicaciones de una gestión económica liberal, podría decirse que consiste en gestionar los recursos públicos como si de los familiares se trataran. Esto es: no gastar más de lo que se genera, no asumir deuda para financiar actividades extraordinarias, ser un ente económico libre y responsable de tus actos de forma autónoma, etc. En España está muy extendida la noción de que el liberal está en contra de los servicios públicos; el tamaño del Estado debe reducirse a cero, y actividades como la sanidad, la educación, la seguridad, la justcia, etc. son financiadas por los agentes sociales. Nada más lejos de la realidad. F. Hayek (ideólogo del liberalismo) apostaba por un sector público con el tamaño necesario para garantizar los servicios mínimos del ciudadano, que, en Europa, tienen nombre propio: Estado de bienestar.

Las implicaciones de un modelo liberal son muy variadas: menos regulación, menos trabas burocráticas, más libre competencia, más sector privado, etc. Es precisamente su condición de corriente filosófico-económica lo que induce a error a muchos generadores de opinión en este país. ¿Se están aplicando (o se han aplicado) en España políticas liberales? Veamos algunos datos:

Déficit público: Las finanzas son la piedra angular del liberalismo. No incurrir en déficit de forma sistemática es un punto inexcusable en cualquier programa liberal. Incluso, en algunos foros lo llaman el derecho a la estabilidad financiera, y lo consideran la base sobre la que se sustenta el resto de temas. Aunque a alguno le resulte extraño, en un sistema capitalista cualquier derecho pierde validez cuando no existe un ente que pueda financiarlo. Por lo tanto, tener a raya las finanzas públicas es un elemento indispensable para garantizar el Estado de bienestar, e incluso el Estado de derecho.

¿Qué ha ocurrido en España al respecto?

Fuente: Datosmacro.com

Fuente: Datosmacro.com

Fuente: Datosmacro.com

Fuente: Datosmacro.com

Lo cierto es que hay gráficos que eliminan cualquier necesidad de realizar comentarios. Desde 1.980, España solamente ha tenido superávit presupuestario 2 años. La historia de la democracia en nuestro país está plagada de gasto estatal por norma, lo cual cristaliza en un aumento de la deuda pública casi exponencial, especialmente en los últimos años. ¿Alguien me puede explicar qué tiene esto de liberal? Hasta la crisis presente el gasto iba acompañado de un crecimiento económico capaz de diluir el efecto de la deuda. Sin embargo, el gasto de los últimos años solamente tiene un adjetivo: inútil.

La sociedad, en general, no es consciente del grave problema que esto supone. Además de que el gasto público ya no es un driver de crecimiento económico, el déficit y la deuda suponen inversiones sustraídas al sector privado. Los recursos que iban a emplearse en inversión directa o en cartera son finalmente destinados a financiar un aparato estatal claramente sobredimensionado, con su evidente impacto sobre el empleo y la calidad de vida de la ciudadanía.

Tamaño del Estado: Según el INE, el sector Administración Pública, sanidad y educación supuso un 17,1% del PIB en 2014, 2,6 p.p. más que en el 2000. Para que nos hagamos una idea, es casi como el sector primario y el industrial juntos. Además, el sector público controla, de forma directa o indirecta (a través de empresas públicas) casi el 20% del empleo de este país. 1 de cada 5 sueldos proviene de las arcas públicas. Quien crea que este modelo es sostenible, por favor que me explique su argumentación.

Y, lo que es más importante, ¿es este un modelo de Estado liberal? Para que nos hagamos una idea, si echamos la vista atrás y observamos los Estados Unidos más florecientes (década de los 90), el sector público suponía el 5% del PIB del país.

Estructura sectorial y libre mercado: A raíz de lo anterior, si por algo se caracteriza el liberalismo es por la desregulación y por la mano invisible de los mercados. Bajo este prisma, la función principal del Estado es la de supervisor y árbitro de los agentes económicos, garantizando la seguridad jurídica y el derecho a la propiedad privada.

En España, por un lado, existen claros sectores favorecidos por papá Estado. Me refiero, como no puede ser de otra manera, a: zombis que viven gracias a las subvenciones públicas, como ocurre en la minería, donde cada trabajador nos cuesta 150.000 €/año, o las TV públicas, cuya factura asciende a unos 30€/mes per cápita; sectores sin competencia, como el que encontramos en la industria sanitaria, donde no existen incentivos para mejorar los precios y la calidad de servicio; y a graves rigideces en servicios esenciales, como son la gasolina y la luz, inundados de impuestos.

Además, existe una clara sobrerregulación en algunos sectores estratégicos para la economía. Los ya mencionados sector eléctrico o energético, el de las telecomunicaciones, e incluso el financiero, pueden dar fe de ello. Miles de millones de Euros en inversión, y otros tantos contemplados como coste de oportunidad no capturado, se van cada año gracias a un Estado que solamente busca su bienestar.

Poder coercitivo del Estado: El think thank civismo publicó un informe demoledor. La conclusión es clara: los españoles tenemos los sueldos más bajos de Europa, y soportamos una de las mayores cargas impositivas, solamente superados por Finlandia y Suecia.

Fuente: Think Thank Civismo

Fuente: Think Thank Civismo

De media, un 40,71% de nuestro salario se va en impuestos. En Irlanda, país en boca de todos por su clara recuperación económica (click aquí para ver las claves), dicho porcentaje desciende hasta el 28,18%.

Francamente, ¿alguien puede decir dónde se encuentra el liberalismo en este país?

Tags: , , , , , ,

Related Article

2 Comentarios

Pedro Barquero 17 diciembre, 2015 at 7:24 am

Me gusta esta entrada, defendiendo el movimiento liberal. Por desgracia se mezcla los pensamientos políticos con las soluciones económicas. Unir los partidos de derecha y el movimiento liberal es España es un error común cuando no tienen mucha relación y el intervencionismo (con grandes dosis de corrupción) es un mal histórico que arrastramos de otras épocas.
Pero es que, hasta las plataformas liberales que se han creado, tienen un componente político muy fuerte que “distrae” y “aleja” de las herramientas útiles que tiene la doctrina económica liberal.
Tú unes mucho el estado del bienestar y la economía liberal siempre y a largo plazo, también es mi opinión, es una solución para flexibilizar los costes pero hay otros blog que hablan hasta de los “toros”…
Lo dicho, Daniel, me gusta tu entrada

    Dani 17 diciembre, 2015 at 8:52 am

    Gracias, Pedro, por tu comentario.

    Es cierto, una parte importante de la “culpa” de la precaria situación por la que pasa la ideología liberal en España la tienen las propias plataformas pro-liberales. En las universidades, por norma general, se apuesta ciegamente por el keynesianismo, que también influye. Al final, son muchos factores que conducen a un desconocimiento profundo de la única corriente económica que aporta soluciones viables a una situación actual que está pasando de ser extraordinaria a habitual.

    Todo ello conduce al miedo; miedo, básicamente, a lo desconocido. Es una reacción de defensa típica de cualquier animal, por muy racional que sea. En fin, espero que, desde pequeños círculos como el tuyo y el mío, seamos capaces de generar un pensaniento out-of-the-box, conduciendo a una corriente social que pida racionalidad en la gestión de recursos públicos, sin desatender el Estado de Bienestar.

    Seguiremos trabajando para ello!

    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar