domingo, octubre 21, 2018

Sin duda, lo más positivo de tener un blog independiente es la libertad que te proporciona. Solamente desde la atalaya de la imparcialidad podría ser capaz de escribir estas líneas. Ciudadanos ha sido, desde mi punto de vista, la gran decepción en la última cita electoral.

Evidentemente, habrá quien me diga que los escaños logrados, para un partido que empezaba de cero, son un verdadero éxito. Y es relativamente cierto. Pero, como siempre, el demonio está en el relativamente. Su comparable, Unidos Podemos, ha sido mucho más capaz de capitalizar el descontento ciudadano en un período de tiempo ligeramente superior.

¿Qué le ha ocurrido al partido naranja? No soy sociólogo, ni politólogo, aunque sí ciudadano. Y, como tal, dejo escrita mi opinión. Para ser lo más didáctico posible, categorizo en cuatro los principales errores de Ciudadanos:

1) Excesiva exposición. Creo que la necesidad de llegar a toda la población como nueva fuerza emergente ha desembocado en una puesta en escena desproporcionada. Además, no han dudado en poner las cartas sobre la mesa con una hoja de ruta clara y marcada que, quizás, no han sabido gestionar conforme han ocurrido situaciones ajenas a su plan. Todo aquello que desde este blog se ha alabado de la primera campaña se ha convertido en una verdadera ratonera durante esta última.

A raíz de algunos puntos del programa que han ejercido de pivote, Albert Rivera ha tenido que recurrir al enfrentamiento frontal (e incluso al y tú más) como arma arrojadiza para la captación de votos, soltando una ligera fragancia a la antigua política que ha echado a muchos votantes atrás.

Para colmo, en un ejercicio de responsabilidad política se han posicionado en muchos asuntos que siempre restan votos (la guerra a la que Francia quiso llevarnos tras los atentados de París, por ejemplo), y han asumido tareas impropias de un partido disruptivo y con relativamente poca representación parlamentaria. Me refiero a la iniciativa asumida para llegar a pactos durante los meses post-electorales, y especialmente al documento firmado con el PSOE, que viene a ser una trituradora de muchos de los principios de los que tanto se enorgullece el Partido.

Sin duda, la salida de su espacio natural ha echado para atrás a muchos votantes, especialmente en estas segundas elecciones.

2) Falta de personalidad política. A raíz de lo anterior, para mí ha habido una cuestión clave que no ha sabido resolver Ciudadanos: ¿De qué lado están? Lo máximo que ha salido de boca de Albert Rivera ha sido “somos liberales en lo económico y socialistas en lo social”, lo cual es como no decir nada.

También se han definido como un partido de centro, que huye de extremismos. Esta estrategia está más alineada con lo que en principio seduce a la población, aunque debe de ir acompañada de un mensaje de evolución (que no revolución). Ser de centro, de izquierdas o de derechas, en sí, no dice nada hoy en día. El votante español ha votado moderación por ser la alternativa menos mala, aunque no por ello renuncia a cambios. De hecho, es lo que pide a gritos con los pactos: una evolución de un país que se está quedando atrás, aunque de forma ordenada y beneficiosa para una mayoría amplia.

Esta indefinición se agrava, además, cuando los mensajes electorales esconden las disrupciones más relevantes. Me refiero a medidas como la famosa renta complementaria, la reforma constitucional y del sistema sanitario, la supresión de Diputaciones, etc. Soy consciente de que muchas de ellas generan controversia, e incluso miedo entre la población. Pero si algo hay que aprender de otros partidos también emergentes es que para desterrar el bipartidismo en este país hacen falta agentes políticos valientes, solventes y creativos.

3) Partido personalista. Albert Rivera es un gran comunicador político. Además, estoy seguro de que también es un gran líder del partido. Pero para gestionar una economía que ha llegado a ser la octava a nivel mundial hace falta algo más que un buen líder. Y Ciudadanos no ha sabido transmitir la imagen de un equipo gestor y sí de un líder capaz de hacerse un hueco en los medios de comunicación españoles.

Y, como cualquier persona, el señor Rivera tiene defectos. Sin ir más lejos (y en lo que a mí me atañe), toda la supraestructura montada alrededor del candidato de Ciudadanos se desvanece como un castillo de naipes a la orilla del mar cuando tiene que hablar de economía. Creo que él lo sabe, y por eso puso al frente de su programa económico a dos referentes como Luis Garicano y Toni Roldán. Sin embargo, no ha sido capaz de capitalizar sus aportaciones, y en momentos clave como han sido los debates el partido ha perdido mucha credibilidad.

Espero que este punto no sirva para generar controversia en torno a la figura de Albert Rivera. Todo lo contrario. Con estas líneas trato de aportar mi crítica constructiva para que el partido continúe creciendo y logre ser la bisagra del cambio sensato de este país en un horizonte de medio plazo. Para ello Albert Rivera es, sencillamente, imprescindible.

4) Comunicación. Ciudadanos tenía un programa económico completo y solvente y no ha sido capaz de convencer con él al ciudadano medio. Además de ser bueno, tienes que parecerlo. De hecho, el avance de formaciones-humo como Unidos Podemos se nutren solamente del marketing y de una comunicación excepcionalmente buena.

Es surrealista pensar que el ciudadano medio va a leer, comprender y adquirir la capacidad crítica para votar (o no) a una formación política sobre la base de su programa electoral. Sencillamente, no tiene ni tiempo ni ganas de hacerlo. Por lo tanto, el trabajo de lograr una comprensión lo más ajustada posible de los temas que le interesan es clave a la hora de tener éxito en las urnas. Ciudadanos no lo ha hecho lo suficientemente bien como para posicionarse de forma solvente en la cabeza de los votantes, y lo ha pagado.

Tags: , , ,

Related Article

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IDIOMAS

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

SÍGUEME

LINKEDIN

Suscríbete

He leído y acepto el aviso legal

ÚLTIMOS TWEETS


VÍDEOS

Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar